top of page

¿Que son los Terrenos de Inversión? - Arpr México

Actualizado: 11 ene

Una excelente opción para comenzar tu carrera de inversionista es empezar a invertir en tierra, ya que te brinda un respaldo económico y te ofrece la oportunidad de generar rendimientos más seguros por medio de plusvalías.

Invertir en un lote Residencial o Terreno es ideal para comenzar tu patrimonio como inversionista o familiar, el cual incluso puedes heredar.


Antes de tomar esta importante decisión debes saber que existen dos tipos de terrenos que puedes adquirir para comenzar tu portafolio de inversionista, sin desembolsar mucho dinero:

  • Lotes residenciales

  • Terrenos de inversión o terrenos vírgenes


¿Diferencias entre un lote residencial y un terreno de inversión?


Construcción e infraestructura

Existen características clave entre ambos tipos de terrenos, entre ellas se encuentran las siguientes:


Los lotes residenciales son:

Terrenos urbanizados o semi urbanizados, este tipo de terrenos se caracteriza por contar con los servicios primordiales como luz, agua, ductos para telefonía e internet, así como drenaje. La mayoría de estos terrenos se encuentran dentro de privadas residenciales, con distintas amenidades y áreas comunes, estos terrenos permiten que puedas construir una casa a tu medida, sin tener que pensar en los gastos que conlleva el proceso de urbanización.


Este tipo de terreno es muy versátil, ya sea que quieras construir inmediatamente tu casa o usarlo como inversión. Estos terrenos se pueden decir que generan una doble plusvalía, y aun plazo menor que un terreno convencional ya que adquiere plusvalías conforme el desarrollo avanza, por la ubicación y a su vez la plusvalía por los servicios de la privada donde se encuentre.



Los Terrenos de inversión o Terrenos Vírgenes son:

Los terrenos de inversión son terrenos de usos mixtos sin ningún tipo de construcción, sin urbanización ni servicios. Básicamente es un pedazo de tierra en espera de un inversionista que se encuentre en búsqueda de generar altos rendimientos en un largo plazo.


Para muchos puede no tener sentido invertir en tierras donde la urbanización todavía no ha llegado ya que estos terrenos pueden no contar con servicios de luz ni agua, sin embargo, este tipo de inversión inmobiliaria es excelente para aquellos que no quieren invertir mucho, pero quieren asegurar su dinero.


Valor de los terrenos

El precio entre ambos tipos de terrenos varía de forma considerable:


El costo de un terreno residencial es un poco más elevado.

Esto se debe a la infraestructura que rodea el terreno, pareciera una característica mala, pero tengamos en cuenta lo siguiente: la mayoría de este tipo de terrenos se encuentran dentro de desarrollos residenciales con amenidades que aumentan su valor.


Estas características aseguran el crecimiento de la plusvalía de tu terreno, que podría generar rendimientos de hasta el 30 % anual, lo que representa, sí o sí, un gran acierto para tu bolsillo.


El costo de un lote de inversión es menor

Al no contar con infraestructura, ni ningún tipo de construcción, el valor de la tierra tiende a ser menor, por lo que es una buena opción si tienes un presupuesto reducido, siempre y cuando no tengas en mente construir una casa, ya que no están habilitados para este fin.

Este tipo de inversiones son de largo plazo, por lo que puedes generar grandes rendimientos, aunque deberás tener paciencia, ya que tardará entre 10 y 15 años para que aumente su valor.


Gastos de mantenimiento

Los lotes residenciales cuentan con una cuota de mantenimiento al encontrarse dentro de en una privada residencial con amenidades, por lo que los primeros años los gastos de mantenimiento serán mínimos. Contarás con la infraestructura para contar con todos los servicios, por lo que no tendrás que preocuparte por los pagos hasta el momento que decidas construir en ella.


Los lotes de inversión al ser terrenos de tierra virgen no requieren de ningún tipo mantenimiento, por lo que dejarás prácticamente que tu dinero crezca mientras tú descansas en tu casa, este tipo de inversiones son de largo plazo.

Ahora bien, si decides construir dentro de tu terreno, los costos de urbanización correrán por tu cuenta.


Inversión / rendimientos


Lotes residenciales:

dependiendo de dónde compres tu terreno obtendrás los beneficios, recuerda que la ubicación es la clave; por ejemplo, si inviertes en un desarrollo inmobiliario con grandes oportunidades de crecimiento, tu lote residencial puede incrementar su valor de manera considerable.

Sí, el costo es mayor, pero la plusvalía de tu terreno se encuentra asegurada.


Lotes de inversión:

Al tratarse de un bien inmueble de menor valor, necesitarás de un bajo capital para iniciar tu inversión, ahora bien, necesitarás ser muy paciente para empezar a percibir tus rendimientos.


Tiempo de retorno de inversión


Lotes residenciales:

Son consideradas herramientas de inversión a mediano plazo, es decir, en un lapso de 1 a 5 años el proceso de urbanización se encontrará listo, por lo que podrás construir o vender tu terreno a un mayor precio después de ese tiempo.


Lotes de inversión:

En relación costo/beneficio, los lotes de inversión te brindan grandes oportunidades de hacer crecer tu dinero en un plazo estimado de 2 a 10 años, por lo que necesitarás paciencia para ver los frutos de tu decisión.

Como puedes ver, ambas herramientas representan una gran oportunidad para tu patrimonio y tu bolsillo, solo falta que decidas cuál es la opción que mejor se ajusta a tu perfil de inversionista.



¿Dónde invertir?

Puedes encontrar terrenos de inversión en todas partes, pero nuestra recomendación siempre será voltear a ver a las zonas y ciudades de mayor inversión y crecimiento inmobiiario en el país. Eso te dará una excelente idea de las zonas donde se está enfocando la inversión y por lo tanto el crecimiento económico en materia inmobiliaria.

En la actualidad los mejores lugares para estos tipos de inversión se encuentran en Yucatán, al ser el estado más seguro de México y ser un gran destino turístico. como lo es la ciudad de Mérida y Cancún. Así como los lugares aledaños como lo son Holbox, Tulum, y las playas en crecimiento de Yucatán.


En Resumen

Podríamos decir que, los lotes de inversión son pedazos de tierra cuya ubicación privilegiada te otorga la posibilidad de obtener un retorno de inversión al revenderlo gracias al aumento de la plusvalía de la zona.


Los terrenos de inversión o lotes de inversión en muchos casos no cuentan con urbanización o servicios pero sí con posibilidades de crecimiento.


Un terreno de inversión puede ser perfecto para aquellos inversionistas primerizos que están iniciando en el mundo de la inversión inmobiliaria


Al mismo tiempo, los lotes de inversión son excelentes para los inversionistas que no les temen a las inversiones a largo plazo, ya que mientras más pase el tiempo, la plusvalía se mantiene a la alza.

bottom of page